Archivo de la etiqueta: tierra

Tiene Nombre de Mujer…

0_822b5_76dd4885_L_jpg

Rocío fresco de la mañana
surges acariciando ternura.
Naces de nuestra tierra
y desciendes luminosa
dando paso a la esperanza.

buen inicio 2

 

Tiene nombre de mujer,
agua pura, cristalina,
la maravillosa gota,
es naturaleza y vida.

Caudaloso manantial
que florece las semillas,
y cuando abren sus pétalos
se elevan agradecidas.

La sustancia de la vida,
pureza de blanco cielo,
acariciado a las rocas,
se escurren entre los dedos.

0_822b5_76dd4885_L_jpg

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

… Muchas Veces Eres un Niño Y Eres mi Ángel…

 

0_51834_562a8bd_XL_jpg

Hay un ángel niño que juega con multicolores burbujas de jabón, lanzadas a la suspensión del aire, atrapando los rayos del sol. El pequeño es uno de los Arquitectos del mundo.

4941742369_9322e22dee_z

En cada burbuja dibuja un nombre. Mientras ella dura, antes de explotar en el aire, en el mundo de los seres humanos, la persona designada con el nombre que aparece en cada burbuja, goza de una sorpresiva, repentina y ansiada felicidad.

Los seres humanos aún ignoran que el secreto de la felicidad, la cual es siempre fugaz, se debe a un ángel travieso. En cada burbuja dibuja un nombre.

 Mientras ella dura, antes de explotar en el aire, en el mundo de los seres humanos, la persona designada con el nombre que aparece en cada burbuja, goza de una sorpresiva, repentina y ansiada felicidad. eso y pequeño que se ríe en el cielo, haciendo pompas de jabón que lanza a la tierra.

 El arco iris que aparece en el cielo de los seres humanos se forma de todas las gotas que quedan después de que explotan esas hermosas burbujas iluminadas por la luz del sol.

 La felicidad es sutil y liviana, pasajera y hermosa: no se puede atrapar como las pompas de jabón. El pequeño ángel ha aprendido esta sabiduría y lo único que hace es disfrutar. Él sabe que cada presente es cuna de sus frágiles burbujas.

 Sigue siendo Niño, sigo sonriendo y haremos de este sueño algo impensado…

 Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

 

RAÍCES…

407386_3228954293709_464404708_n

 

Da a quien amas alas para volar. Motivos para quedarse. Raíces para volver…

Caminando de puntillas
sobre el borde del acantilado,
busco las flores
que antes crecían,
silvestres,
en el jardín de mi memoria.
Las margaritas de ayer no existen,
porque mi mente recompuso
las imágenes de un tiempo peor.

image05

Busco las raíces del árbol,
profundas, enterradas en mi corazón
desde hace años, y hundo mis manos en la tierra
para rescatar lo mejor de mí,
con el ansia de un niño que busca la luz…

N. Valle

image05

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

Tus Ojos Son Las Ventanas…

Dicen que a menudo se conoce por la mirada, lo que uno lleva en el fondo del alma…

en el pajarillo miro

Tus ojos son las ventanas por los que quiero ver.  descubrir como ofrenda , enamorado de este presente, saberte portador de un cariño que llevas dentro y que fecundas entregándolo ahora; sabiendo que serás correspondido ante la sorpresa de que despierta la fragilidad que llevas dentro.

Aunque en otra etapa fue distinto… desaciertos, incomprensión, salta la barrera de volver a repetir lo que hubiere transformado tu corazón… Permítete saber que hoy es una nueva y diferente vivencia, que libremente se presenta y sale a ver en la individualidad tomada; que encuentra cause para vivir.  Camina sin temor que estoy dispuesta, no te permitas  poner excusas, poniendo en mi camino; Tierra, Tierra frágil, que convierta en mi, el milagro de saberme portadora de contener tu alegría y tu existencia.

Lluvia de Bendiciones para Ti.

LOS MAIZALES…

¡Oh, tierra, oh tierra! oh, mi tierra mía…
¡Oh, apacible mañana, nacida para sonreír con dulzura!

ph-103231

Verdes maizales, montes, viejos caseríos; manzanos que el rojo fruto abruma, todo ello velado por una tenue niebla, todo ello dorado por el sol…

Oh, tierra mía, ojalá fuese tuya, y cultivándote me saciarías de tu premio… 

Benito.

Lluvia de Bendiciones para Ti.

Mi Corazón ya es Remanso…

484439_145280158944154_630481884_n

Andando, andando.

Que quiero oír cada grano

de la arena que voy pisando.

Andando.

Dejad atrás los caballos,

que yo quiero llegar tardando

Andando, andando…

dar mi alma a cada grano

de la tierra que voy rozando.

Andando, andando…

¡Qué dulce entrada en mi campo,

noche inmensa que vas bajando!

Andando.

.Mi corazón ya es remanso;

ya soy lo que me está esperando

Andando, andando…

y mi pie parece, cálido,

que me va el corazón besando.

 Andando, andando…

¡Que quiero ver el fiel llanto

del camino que voy dejando!

El amor es, entre tú y yo,
tan impalpable, tan sereno, tan en sí,
como el aire invisible,
como el agua invisible, entre la luna
del cielo
y la luna del río.

Voy a estar allí, dónde tú estés. En el exilio, remanso de las horas bajo el sol templando los segundos, en las páginas, las letras, el murmullo del viento acariciando tu ventana, en la quietud reverente del encuentro acariciando perlas de interno sentimiento en la casa de Dios, al atardecer… Voy a estar allí, donde tú estés, y no has de notar mi presencia.

Seré quién en silencio acompañe tu tiempo, quién se tome de tu brazo para descender la cuesta hacia el arrullo del mar y ser sal en una lágrima perdida en la arena.

No seré agobio, ni una sombra, voy a estar, en este intenso apego que te nombra, y parta hacia tu luz.

M.G.

Lluvia de Bendiciones para Ti.