Archivo de la etiqueta: soledad

Quiero Saber…

No me interesa lo que hagas para ganarte la vida… Quiero saber que es lo que anhelas, y si te animas a vivir el sueño de encontrar lo que tu corazón desea.
No me interesa cuan viejo eres…Quiero saber si te arriesgarías a parecer por un tonto por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa que planetas están en cuadratura con tu luna…Quiero saber si has tocado el centro de tu propio dolor, y si has sido abierto por las traiciones de la vida o si te has marchitado y cerrado por el miedo a mayor dolor. Quiero saber si te puedes sentar con el dolor, tuyo o mío, sin esconderte, o tratar de arreglarlo. Quiero saber si puedes estar con alegría, tuya o mía, si puedes danzar locamente y dejar que el éxtasis te llene hasta la punta de los dedos, sin prevenirnos de ser cautelosos, realistas, o de recordar las limitaciones de ser humano.

No me interesa si me estás diciendo la verdad…Quiero saber si puedes decepcionar a otros para ser verdadero con vos mismo, si puedes soportar la acusación de traición y no traicionar tu propia alma. Quiero saber si puedes ver la belleza, aun mismo cuando no sea linda todos los días, y si puedes alimentar tu vida de Su presencia. Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, tuyo o mío, y pararte en el borde de un lago y gritarle al resplandor de la luna llena, Si!

No me interesa saber donde vives o cuanta plata tienes…Quiero saber si te puedes levantar luego de una noche de pena y desesperación, cansado y agotado hasta los huesos, y hacer lo que sea necesario hacer por los niños.

No me interesa saber quien eres, o como llegaste hasta aquí….Quiero saber si te pararás en el medio del fuego conmigo y no te echarás atrás.

No me interesa donde, que o con quien has estudiado….Quiero saber que te sostiene desde adentro, cuando todo lo demás se deshace. Quiero saber si puedes estar solo con vos mismo, y si realmente te gusta tu propia compañía en los momentos de soledad.
Oriah M. Dr.
11058636_10204445605356444_6181322672504614408_n

Lluvia de Bendiciones para Ti.

No me da miedo morir junto a ti …

 

billedCAUK1C3A

Después de tanta soledad, de tanto invierno sin poder Amar… Después de tanto caminar, por un desierto para ir al mar; ahora que por fin siento que estás aquí, no me da miedo morir… junto a ti.

 

Pido silencio

 

Si tú te cansas de mirar tienes mis ojos para ver la luz. Si alguna vez no puedo más, tu corazón me hará latir aun ! 

Porque este gran amor, siempre podrá existir…no me da miedo morir… junto a ti .

Ya no podré dejarte más, yo soy el agua…tú la sal… Mi amor lo que el destino traerá, lo tomaremos por igual los dos. Y si en la eternidad voy a seguir así, no me da miedo morir… junto a ti.

billedCAUK1C3A

Nana Mouskouri

Lluvia de Bendiciones para Ti.

Quien Besa el Alma…

jardin de amor

Hay expresiones que sólo penetran hasta los oídos, otras… las calan, como quien atraviesa las entrañas, y en una incesante melodía, conquistan hasta abrazar y  besar el alma.

Marcha de la mano con tu corazón, y no tan sólo con tus ojos. Besar el alma es abrazarse cuando hay soledad, cuando se está triste… sin decir nada, solo sostenerse con ese abrazo de apoyo.

Besar el alma, es sentarse juntos cuando no hay necesidad de hablar, cuando solo hace falta el silencio, al no hacer preguntas…

Quien besa el alma, sabe decir un te quiero con sólo mirarte…los ojos son.. justamente  la manifestación del alma.

Lluvia de Bendiciones para Ti.

DESIDERATA…

corazon-of-love

 Escucha entonces la sabiduría del sabio:

“Camina plácidamente entre el ruido y las prisas,

y recuerda que la paz puede encontrarse en el silencio.

Mantén buenas relaciones con todos en tanto te sea posible, pero sin transigir.

Di tu verdad tranquila y claramente;

Y escucha a los demás,

incluso al torpe y al ignorante.

Ellos también tienen su historia.

Evita las personas ruidosas y agresivas,

pues son vejaciones para el espíritu.

Si te comparas con los demás,

puedes volverte vanidoso y amargado

porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú.

Disfruta de tus logros, así como de tus planes.

Interésate en tu propia carrera,

por muy humilde que sea;

es un verdadero tesoro en las cambiantes visicitudes del tiempo.

Sé cauto en tus negocios,

porque el mundo está lleno de engaños.

Pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar;

mucha gente lucha por altos ideales

y en todas partes la vida está llena de heroísmo.

Sé tu mismo.

Especialmente no finjas afectos.

Tampoco seas cínico respecto al amor,

porque frente a toda aridez y desencanto,

el amor es tan perenne como la hierba.

Acepta con cariño el consejo de los años,

renunciando con elegancia a las cosas de juventud.

Nutre la fuerza de tu espíritu para que te proteja en la inesperada desgracia,

pero no te angusties con fantasías.

Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Más allá de una sana disciplina,

sé amable contigo mismo.

Eres una criatura del universo,

al igual que los árboles y las estrellas;

tienes derecho a estar aquí.

Y, te resulte o no evidente,

sin duda el universo se desenvuelve como debe.

Por lo tanto, mantente en paz con Dios,

de cualquier modo que Le concibas,

y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones,

mantente en paz con tu alma

en la ruidosa confusión de la vida.

Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos,

éste sigue siendo un hermoso mundo.

Ten cuidado y esfuérzate en ser feliz”.

separador

 

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

ELEVACIÓN

Oh mi Dios, Trinidad que adoro, ayúdame a desentenderme por entero de mi mismo, para instalarme en Tí, inmóvil y pacífico, como si mi alma residiera ya en la eternidad.

Que nada pueda perturbar mi paz ni desligarme de Tí, oh mi Inmutables, y que, a cada minuto, me abisme más profundamente en tu Misterio.

Pacifica mi alma. Haz de ella tu morada anhelada y el lugar permanente de tu descanso. Que yo jamás te abandone, sino que quede enteramente inmenso en Tí, todo atento en mi fe, en actitud de adoración, y entregado por completo a tu acción creadora.

Oh Cristo amado, crucificado por amor, cuánto desearía cubrirte de gloria; cómo desearía amrte hasta morir. Pero siemto mi impotencia; por eso te ruego: revísteme de Tí mismo, identifica mi alma con todos los movimientos de tu corazón. Sumérgete en mí. Compenétrame  y envuélveme . Toma mi lugar, a fin de que mi ayuda sea una irradiación de la tuya. Instálate en mí como Adorador, como Reparador, como Salvador.

Oh Verbo, oh Palabra de mi Dios, quiero pasar mi vida escuchándote, quiero ser enteramente dócil, para aprender todo de Tí. Y después, a través de todos los vacios, de todos las noches, de todas las impotencias, quiero tener siempre los ojos fijos en Tí, y quedar bajo tu fran Luz. Oh mi amado, fascíname, a fin de que yo no pueda salir del círculo de tus rayos.

 

dios jardin sonrisa-de-dios

 

Oh fuego devorador, Espíritu de Amor, ven a mi para que en mí se opere como una nueva encarnación del Verbo. Que yo sea, para Él una nueva humanidad en la que Él renueve si Misterio.

Y Tú, oh Padre, inclínate sobre esta pobre creatura, cúbrela con tu prescencia; contempla en ella tan sólo a tu Bienamado Hijo, en quien pusiste todas tus compalcencias…

Oh mi “Tres”, mi Todo, mi Beatitud, Soledad infinita, Inmensidad en la que me pierdo; me entrego a Tí por entero; sepúltate en mí para que yo me sepulte en Tí, en la esperanza de llegar a contemplar en tu Luz, el abismo de tu grandeza. Amén.

 

484519_173404632819471_1713519492_n

Fuente: Ignacio Larrañaga.

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

 

 

SOLEDAD Y SILENCIO*****SILENCIO Y SOLEDAD

Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti, Dios mío.. (Sal 41) …

 

selva7

 

… La iglesia siempre elogió la soledad y el silencio como un medio para acercarnos a Nuestro Señor y Nuestra Señora. El lograr el silencio y la soledad interior permite una unión más estrecha con Nuestro Señor y Nuestra Señora. Muchas veces la Virgen escoge personas que se retiran de los demás y los llama a una vocación más alta. Otras veces se permite que alguien sea tan aislada que podría perder su apego a las cosas terrenales y las amistades mundanas. Es una oportunidad de oro para ser más humildes, para distanciarse del mundo, y para adquirir el espíritu más noble y más elevado. Estos son algunos de los buenos frutos de la soledad.

También hay otro tipo de aislamiento que menudo ocurre. Es el de la persona que no encaja en el mundo. Una persona así se entiende mal y no es bien aceptada por sus parientes, conocidos y compañeros de trabajo, y por lo tanto se convierte en aislado.

La soledad para algunos, es la oportunidad de encontrar algo de calma y tranquilidad, pero para otros, quizás para la mayoría, es el temor de enfrentarse consigo mismos y de correr el riesgo de que no les guste lo que encontrarán en su interior. Es posible que se quejen de que su situación es injusta, muchas veces una persona no ve que este aislamiento involuntario puede ser un regalo de Nuestra Señora para unirse con ella. Las almas que realmente buscan esa intimidad con Ella, se encuentran interiormente en pensamiento, espírtu, jaculatorias , sabiendo que María no se queda con nada, pués todo se lo entrega a su Hijo.

Cuando se acerca a una persona, es amable, pero aún así se nota que la mayor parte de su alma sostiene un libro silencioso y misterioso, porque tiene una zona de intimidad con la Virgen. Esta parte de su alma actúa como una especie de santuario interior que es la cosa más preciosa que tiene. Por lo tanto, hay muchas ventajas en los distintos tipos de soledad y aislamiento que puede producir frutos extraordinarios y buenos para el alma. San Simeón tenía la misión de la Iglesia de mostrar el valor de la soledad y el aislamiento. Pidámosle que nos ayude a entender y tener el gusto por ese tipo de posición espiritual, de modo que alejarnos de los ruidos y de las cosas del mundo nos sean necesarios para lograr la unión que estamos llamados a tener con Nuestro Señor y Nuestra Señora.

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.