El VUELO DEL ALMA….

Cuando se avecine el viaje impuesto, uno de estos días, llevaré lo puesto en mi vestidura, en el alma todo…

Cargará un tesoro amado y eterno.

Iré hacia el jardín un tanto distraída recogiendo aromas en rosas florecidas, y de una blanca, muy blanca, muy pura, quitaré sus pétalos así me acompañen en la travesía.

 

imagesCAH4ZQBE

 

Llegaré a destino, uno de estos días, cumplido el camino llevando el Amor, ya que amor, es vida, y la dicha, el encanto, hasta el tierno llanto que por amar vibro y, ese dolor que causo una herida…

Y seguramente Dios, de su mano guiará los pasos que lentos me acerquen hasta el hospedaje de su Cielo Azul.

Dicen, los que saben, que luego una estrella llevará mi nombre, y será quien ilumine tus sueños de luz en incesante…, ternura; si algo no cambia es esa esencia, allí, en las Alturas.

Será…, cuando se avecine uno de estos días…

M.C M. G.

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

Pusiste En Fuga Mi Ceguera ..

Tarde te amé, belleza tan antigua y tan nueva, tarde te amé!
Y ves que tú estabas dentro de mí y yo fuera, Y por fuera te buscaba;…                                     Y deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste.
\

tarde te amé

Tú estabas conmigo mas yo no lo estaba contigo.
Me retenían lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no serían. Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera: brillaste y resplandeciste, y fugaste mi ceguera; exhalaste tu perfume y respiré, y suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed; me tocaste y me abrasé en tu paz.

San Agustín.

Lluvia de Bendiciones para Ti.

 

NO DEJES DE SOñAR…

29612_531735433535041_775710610_n

Así como cambian las estaciones del año, las hojas de los árboles también cambian, así sucede con el paisaje interior de nuestra vida, este también cambia…

Es sorprendente como podemos regresar a ese niño interior que un día no muy lejano, hemos sido, el niño de la risa franca y desenvuelta, abierta, sin dobleces… de las caricias sensibles, envueltas en papeles de ternura y sabores a vainilla…a chocolate… ese niño que tenemos dentro y al que nadie debería dejar dormido en ningún rincón; u olvidado como algún juguete al que ya, le hemos perdido afecto…

Para los niños la vida solo se vive, se dona, se ofrece sin esperar recompensa, porque para el niño la vida es “EL HOY”… lo que sólo ahora acontece…

Para ti, para mi, es parar en este ser adulto y detenernos en mirarnos muy adentro…en escuchar entre todas las voces que vuelan al viento; pero que primero escalan en la mente y así, regresar en un instante paralizando las dolorosas situaciones que nuestra vida acarrea desde la infancia… dando lugar a un continuo oleaje de emociones que sin equilibrio no sabemos donde encauza.

Rememorando que en el ser Hombre o Mujer que somos, indefinidamente estará el niño que fuimos…

Recuerda que un niño desea obtener sueños que a medida que pase el tiempo pueden o no concretarse…y más aún cuando se siente que no lo merece…Y hemos sido creados para ser felices… No dejes de soñar… No dejes de traer tu niño interno y que acontezca la realidad absoluta de descubrir que estamos vivos, que hay esperanza.  Que el perfume de las flores nos lleve a darnos cuenta que todo vale la pena…que lo que tus manos construyen trae la innegable generosidad del alma de ese niño que tienes muy dentro, pero que anhela y siente poder dar y darse a manos  llenas y que cada instante se hace infinito y tiene para quien saber ver, mas allá de los sueños una mirada de eternidad…

Vive intensamente el presente, atesorando los recuerdos en un cofre muy valioso y confía tu futuro a las manos del Creador, ese futuro no nos pertenece, sólo Él puede llevar a buen puerto la obra comenzada…

Lluvia de Bendiciones para Ti.

RESUCITÓ…ALELUYA! RESUCITÓ… ALELUYA!

resucito

 

Jesús nos hace la invitación : ¿Queremos ser testigos de su resurrección? … para ello nos interpela.

Sígueme y ama como yo he amado el mundo. Seremos testigos quienes estemos dispuestos, sin temores, ni dobleces…tenemos que ponernos los anteojos de Dios y ver con los ojos de la fe.  Aceptar la verdad de la muerte y resurrección de Jesucristo, tendremos que estar dispuestos además a penetrar en el misterio, a hacerlo nuestro, a transmitir esa noticia! hasta querer dar la vida por esa verdad, por esa aparición.

Dar la vida porque he visto a Jesús, Camino, Verdad y Vida… eso evidencia, y expresa ser testigos. El testigo vive lo que anuncia, lo manifiesta en obras, en su forma de vivir el Evangelio. Infunde “majestuoso huella”, da prueba esparciendo el perfume de Cristo con su propia vida. En griego, testigo se dice mártir, y eso es y debe ser el testigo. Por eso el testigo encarna en la propia vida; la muerte y la resurrección de Jesucristo por medio de la entrega, el servicio y el amor. Podemos “atestiguar” la resurrección de Jesucristo sumergidos en  el mandamiento principal. El mandamiento del amor… asegurando el compromiso como dice la canción:  devolver el bien por mal, perdonando de verdad, tratando de esforzarnos en poner paños fríos para apaciguar situaciones…

Verdaderamente quiero ser tu testigo Señor!… por eso:

Señor, hazme un instrumento de tu paz: donde haya odio, ponga yo amor, donde haya ofensas, ponga yo perdón, donde haya discordia, ponga yo unión, donde haya error, ponga yo verdad, donde haya duda, ponga yo fe, donde haya desesperación, ponga yo esperanza, donde haya tiniebla, ponga yo luz, donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Oh, Señor, haz que yo no busque tanto el ser consolado como consolar, el ser comprendido, como comprender, el ser amado, como amar.

Porque dando es como se recibe, olvidándose de sí es como se encuentra, perdonando es como se es perdonado, muriendo es como se resucita para la vida eterna.   Así seremos verdaderos testigos de su Resurrección.

Aleluya ! Aleluya! El Señor Resucitó.

Lluvia de Bendiciones para Ti.

 

“CUANDO YO ME VAYA”…

 

mosaicos

 

Cuando yo me vaya, no quiero que llores, quédate en silencio, sin decir palabras, y vive recuerdos, reconforta el alma.
Cuando yo me duerma, respeta mi sueño, por algo me duermo; por algo me he ido.
Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada, y casi en el aire, con paso muy fino, búscame en mi casa, búscame en mis libros, búscame en mis cartas, y entre los papeles que he escrito apurada.
Ponte mis camisas, mi sweater, mi saco. Mira los lugares por donde juntos un día pisamos… Recuerda ideas que de tarde en tarde se me imaginaban, todo ese proyecto que tanto soñamos. Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama, y cuando haga frío, ponte mis bufandas.
Te puedes comer todo el chocolate y beberte el vino que dejé guardado. Dejaré en algún platico floreado, de ribetes largos como era mi costumbre, alguna porción de esas ricas tortas que a Ti, te guardaba… Escucha esos temas que a mí me gustaban, trae a tu memoria las risas, miradas, que en silencios cómplices tu y yo cruzábamos… Y eso si te pido cuida de mis flores, mis árboles y riega mis plantas.

Si tapan mi cuerpo, no me tengas lástima, corre hacia el espacio, libera tu alma, palpa la poesía, la música, el canto y deja que el viento juegue con tu cara. Besa bien la tierra, toma toda el agua y aprende el idioma vivo de los pájaros.
Si me extrañas mucho, disimula el acto, búscame en los niños, el café, la radio y en el sitio ése donde me ocultaba.
No pronuncies nunca la palabra muerte. A veces es más triste vivir olvidada que morir mil veces y ser recordada.

Cuando yo me duerma, no me lleves flores a una tumba amarga, grita con la fuerza de toda tu entraña que el mundo está vivo y sigue su marcha.
La llama encendida no se va a apagar por el simple hecho de que no esté más.
Los hombres que “viven” no se mueren nunca, se duermen de a ratos, de a ratos pequeños, y el sueño infinito es sólo una excusa.

CARACOLES Cuando yo me vaya, extiende tu mano, y estarás conmigo sellada en contacto, y aunque no me veas, y aunque no me palpes, sabrás que por siempre estaré a tu lado.
Entonces, un día, sonriente y vibrante, sabrás que volví para no marcharme. —

Lluvia de Bendiciones para Ti.

Homilias del Primer Domingo de Ramos y Primera Misa Crismal de S.S. Francisco

 

Jesús camina con nosotros, seamos cristianos alegres aún en las dificultades … Porqué la Cruz? …  En ella está nuestra esperanza.

Vivamos la fe con un corazón Joven   

 

divisor-brujamar-05_thumb[1]

 

   Imagen de previsualización de YouTube                                                           

Señor envíanos sacerdotes santos, para salir al encuentro de las almas, que caminen con nosotros el rebaño que se les fue confiado.                                                                        Envíanos muchos Santos Pastores… “con olor a oveja”. Laicos recemos por nuestros sacerdotes para que puedan desempeñar su ministerio conforme al Evangelio.

 

divisor-brujamar-05_thumb[1]

 

Imagen de previsualización de YouTube