Archivo de la etiqueta: fuego

Quiero Saber…

No me interesa lo que hagas para ganarte la vida… Quiero saber que es lo que anhelas, y si te animas a vivir el sueño de encontrar lo que tu corazón desea.
No me interesa cuan viejo eres…Quiero saber si te arriesgarías a parecer por un tonto por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa que planetas están en cuadratura con tu luna…Quiero saber si has tocado el centro de tu propio dolor, y si has sido abierto por las traiciones de la vida o si te has marchitado y cerrado por el miedo a mayor dolor. Quiero saber si te puedes sentar con el dolor, tuyo o mío, sin esconderte, o tratar de arreglarlo. Quiero saber si puedes estar con alegría, tuya o mía, si puedes danzar locamente y dejar que el éxtasis te llene hasta la punta de los dedos, sin prevenirnos de ser cautelosos, realistas, o de recordar las limitaciones de ser humano.

No me interesa si me estás diciendo la verdad…Quiero saber si puedes decepcionar a otros para ser verdadero con vos mismo, si puedes soportar la acusación de traición y no traicionar tu propia alma. Quiero saber si puedes ver la belleza, aun mismo cuando no sea linda todos los días, y si puedes alimentar tu vida de Su presencia. Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, tuyo o mío, y pararte en el borde de un lago y gritarle al resplandor de la luna llena, Si!

No me interesa saber donde vives o cuanta plata tienes…Quiero saber si te puedes levantar luego de una noche de pena y desesperación, cansado y agotado hasta los huesos, y hacer lo que sea necesario hacer por los niños.

No me interesa saber quien eres, o como llegaste hasta aquí….Quiero saber si te pararás en el medio del fuego conmigo y no te echarás atrás.

No me interesa donde, que o con quien has estudiado….Quiero saber que te sostiene desde adentro, cuando todo lo demás se deshace. Quiero saber si puedes estar solo con vos mismo, y si realmente te gusta tu propia compañía en los momentos de soledad.
Oriah M. Dr.
11058636_10204445605356444_6181322672504614408_n

Lluvia de Bendiciones para Ti.

Nuestro Amor será Leyenda…

frases_joryx_com_5274_4

 

No hay doctor que me retenga, y no hay dolor que me detenga. No hay planeta que me eclipse o de tu lado me desvíe.

Del clamor yo no dependo, del halago me desprendo. No hay error que me resigne, ni un porqué que me empecine.

No hay rencor que me de frío, no hay amor como este mío, tus acciones te definen, el destino es quien camine. No hay temblor que me delate, no hay distancia que esté lejos.

Desde lejos nos tenemos en el fuego, desde lejos nos tenemos en los mares, desde lejos yo te siento, amor. Desde lejos nos tenemos en los huesos, desde lejos nuestros cuerpos se hacen aire, desde lejos yo te puedo amar. Desde lejos nuestro amor será leyenda, oh, desde lejos hablarán de este amor que es de leyenda, van a hablar.

No hay honor en esta guerra, ni en ninguna guerra, ni fervor que la merezca. No hay un fin que me de brío, no hay bufón que me divierta.

Si eres fe yo me convierto, tu existencia me da aliento. Te lo digo convencido, no hay amor como este mío.

Y eso siento, más o menos, y por eso mismo muero. Dime si no merecemos dar la vida en intentar, si he de amarte desde lejos, quiero hacerlo hasta el final, no, final, final.

Desde lejos yo te quiero con el fuego, desde lejos yo te tengo con los mares, desde lejos yo te siento, amor. Desde lejos nos tenemos en los huesos, desde lejos nuestros cuerpos se hacen aire, desde lejos yo te puedo hablar. Desde lejos nuestro amor será leyenda, oh, desde lejos hablarán de este amor que es de leyenda, y tú te vas.

Y tú te vas. Te vas. Te vas. Se hacen aire, se hacen aire.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Lluvia de Bendiciones para Ti.

PIMPOLLO…

cc1343c6b119

Pimpollo quiero hablarte, y a solas…   Porque quiero más que decirte cosas,   mostrarme por adentro.  

Pimpollo de mi alma yo sé que tu silencio más que palabras lindas necesita un espejo. Si bien yo soy tu padre, y eso me da derechos,  sé que a tu edad no valen algunos argumentos… 

 Que sobran ciertas frases, y hace falta el ejemplo,  por eso me conformo con que me creas sincero.   Claro que yo debiera ser más amigo, tengo que estar más cerca tuyo,  de vez en cuando al menos, y sobre todo ahora.  

 Pimpollo, en este tiempo en que tu  Sangre joven busca su derrotero,  y se te van los ojos al país de los sueños,  y se quedan tus manos para escribir recuerdos…  Ahora que en mi alma también hay algo nuevo , Algo que no quisiera decirte que son “celos”   ¿por qué sabrás?, pimpollo que aunque no lo demuestro,  y aunque de la impresión de estar solo en los pesos,  me preocupan tus pasos y te sigo de lejos…

 Si supieras las noches, que te pienso, y te pienso,  lo hablamos con tu madre, la pobre según veo vive más  el problema, sufre tu crecimiento da vueltas con ustedes..  y lleva todo el peso de la casa.  Yo, a veces, parezco un forastero y es que,  yo fui educado de otra forma,  otro tiempo, te mentiría si te digo que no temo,  si al no hallar las palabras muchas veces me muerdo, y me trago las ganas de contarte mis miedos, porque los hombres, somos así ¡de carne y hueso!  

 Pimpollo somos luz y sombra al mismo tiempo, llevamos en nosotros algo así como un fuego, una chispa sagrada, madre de tanto incendio. Ustedes, las mujeres en cambio, llevan dentro  un manantial sagrado y es que Dios mismo ha puesto, en el cántaro tibio de sus hermosos  cuerpos el agua de la vida, un grandioso misterio… por eso es que te pido, o mejor te recuerdo, la vida es un camino, tenes que recorrerlo, acordarte que abundan los entretenimientos…  

 ¡No juegues con la vida! ¡cuidado con el fuego!   No quiero que te quedes mirando mis defectos,   Ni quiero que me busques en los rostros ajenos.  Tenés que preocuparte de hallar tu compañero,  que ya dejó a los suyos, y viene hacia tu encuentro.   Salí de vos, te invito a que hagas un esfuerzo, larga esos colibríes que hay en tus ojos nuevos, y recorre horizontes ¡ andatete hasta otros cielos!, Conocé otros paisajes, ¡si es tuyo el universo!.  

 Llenales de preguntas al río, al sol, y al viento, hablá con los caminos, te dirán lo que vieron,  son mis viejos amigos y te irán repitiendo:   Los que buscan encuentran, no te apures que hay tiempo. ..  Y es cierto, es mi experiencia lo poquito que tengo,  que le gané a la vida, mirá alrededor nuestro.  Nada se hace de golpe la dicha es un secreto,  ¡hacer todas las cosas a su debido tiempo!  

Ya vas a ver pimpollo, ¡qué hermoso es todo eso!   Tendrás ganas de darte, y es que podrás hacerlo, porque para ese entonces ya volverás sabiendo, que el amor, solamente el amor, da derechos,  pero el amor pimpollo, recordalo, no es ciego, tiene luz en los ojos, y te sirve de espejo, te toma de las manos, y lo sentís adentro, entrecerrás los ojos ¡y estás tocando el cielo!  

 Perdóname pimpollo, me inspiro, y me voy lejos,   No sé si es el cariño o estoy quedando viejo,  debía y no sabía como serte sincero, ya ves, quise mostrarte, como estás aquí adentro, y ahora que ya dije lo que padezco y siento  quisiera regalarte dos cosas: ¿una?, el riesgo de equivocarte.  La otra, una frase, un secreto:

Ama y ¡haz lo que quieras pimpollo… Yo te quiero!

 Argentino Luna.

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

 

Espíritu Santo Ven…

      

        ESPÍRITU SANTO VEN
        Si tú no vienes
        Nos faltarán las alas para la plegaria
        Desgastaremos el silencio y las palabras
        Si en lo escondido tu voz no clama      

dove03a

       Si tú no vienes
       Será imposible el abrazo del reencuentro
       Con el hermano que la ofensa puso lejos
       Si tú no enciendes de nuevo el fuego

       Pero si vienes a recrearnos
       Y como un soplo da vida al barro
       Como un artista irás plasmando
       Un rostro nuevo de hijos y hermanos
       Por eso ven…
      

        Si tú no vienes
        Olvidaremos la esperanza que llevamos
        Sucumbiremos al desánimo y al llanto
        Si tú no vienes a consolarnos
        Si tú no vienes
        Evitaremos el camino aconsejado
        Por el Señor de las espinas y el calvario
        Si tú no vienes a recordarlo

        Pero si vienes a sostenernos
        Y nos conduces como un maestro
        En nuestra carne se irá escribiendo
        Cada palabra del Evangelio
        Por eso ven…

        Si tú no vienes
        Nuestra mirada será ciega ante tus rastros
        La poca fe dominará lo cotidiano
        Si no nos donas el ser más sabios
        Si tú no vienes
        Y no sacudes con tu viento nuestra casa
        Y con un sello de profetas nos consagras
        Tendremos miedo, si no nos cambias.

        Pero si vienes y en el silencio
        Del alma escribes, renglones nuevos
        Entre nosotros se irá tejiendo
        La historia cierta del nuevo Reino.
        Por eso ven…

        Autor: Edurado Meana.