Archivo de la etiqueta: casa

Bienvenido mes de Julio de 2015

bufanda julio

 

 

 

 

Tiene el sumiso tacto de la lana el mes de Julio, escondrijos de niño en piezas y retales. Caricia de la luz, del silencio de la arboleda de pinos verdes y de la almendra en casa …

Lluvia de Bendiciones en este día Miércoles 1 de Julio de 2015, dando gracias a la Vida que me ha dado tanto; cosechando sueños…depositando a los pies del Padre Eterno otros tantos…los tuyos y los míos…los de todos, con fragancia a mirra, incienso y algunos cuantos destellos de oro.

 

 

borde de rosa

Tu eres la Esperanza…

Sacratísimo Corazón de Jesús, inagotable Granero entre los desolados campos invernales, Tú eres la esperanza de toda alma que ha experimentado el vacío del mundo.

 Sacratísimo Corazón de Jesús, Redil seguro de las ovejas en una tierra de lobos, Tú eres la esperanza de toda alma que ha sido herida por los dientes del mundo.

 Sacratísimo Corazón de Jesús, Vasija que derrama la Sangre de la Salvación sobre un mundo en la esclavitud, Tú eres la esperanza de toda alma que se desvanece en cadenas de oropel.

 Sacratísimo Corazón de Jesús, Huerto Frutal de la Vida que se levantó al final del camino a la muerte, Tú eres la esperanza de toda alma que se ha enfermado con los frutos del mundo.

 Sacratísimo Corazón de Jesús, Macizo de flores en una estepa de desolación, Tú eres la esperanza de toda alma que ya no encuentra alegría en el mundo.

 

amarronados

Sacratísimo Corazón de Jesús, Luz brillante entre los corazones en tinieblas, Tú eres la esperanza de toda alma para quien el sol en el mundo se ha puesto definitivamente.

 Sacratísimo Corazón de Jesús, Árbol del Amor, plantado en el reino del odio, Tú eres la esperanza de toda alma que sólo es amada por el mundo con el beso de Judas.

 Sacratísimo Corazón de Jesús, a Ti te confío toda alma que está errando por los caminos del mundo, pues en Ti toda criatura vuelve a casa.

 

Lluvia de Bendiciones para Ti.

 

Mi Corazón ya es Remanso…

484439_145280158944154_630481884_n

Andando, andando.

Que quiero oír cada grano

de la arena que voy pisando.

Andando.

Dejad atrás los caballos,

que yo quiero llegar tardando

Andando, andando…

dar mi alma a cada grano

de la tierra que voy rozando.

Andando, andando…

¡Qué dulce entrada en mi campo,

noche inmensa que vas bajando!

Andando.

.Mi corazón ya es remanso;

ya soy lo que me está esperando

Andando, andando…

y mi pie parece, cálido,

que me va el corazón besando.

 Andando, andando…

¡Que quiero ver el fiel llanto

del camino que voy dejando!

El amor es, entre tú y yo,
tan impalpable, tan sereno, tan en sí,
como el aire invisible,
como el agua invisible, entre la luna
del cielo
y la luna del río.

Voy a estar allí, dónde tú estés. En el exilio, remanso de las horas bajo el sol templando los segundos, en las páginas, las letras, el murmullo del viento acariciando tu ventana, en la quietud reverente del encuentro acariciando perlas de interno sentimiento en la casa de Dios, al atardecer… Voy a estar allí, donde tú estés, y no has de notar mi presencia.

Seré quién en silencio acompañe tu tiempo, quién se tome de tu brazo para descender la cuesta hacia el arrullo del mar y ser sal en una lágrima perdida en la arena.

No seré agobio, ni una sombra, voy a estar, en este intenso apego que te nombra, y parta hacia tu luz.

M.G.

Lluvia de Bendiciones para Ti.

 

BIENVENIDO A CASA

Siempre eres Uno con Dios…                                       Siempre eres bienvenido a casa.—arco iris

“El Señor es un Dios misericordioso y clemente, lento a enojarse, y rico en bondad” (Salmo 86,15).

Dios nos ofrece su perdón en su Único Hijo, Cristo crucificado y resucitado. En el sacramento de la Reconciliación, Dios siempre corre a nuestro encuentro, no se deja ganar en generosidad. El quiere recibirnos. Quiere cambiar nuestros deshechos, nustors defectos de orgullo y vanidad propia para lavarnos en el costado de Cristo crucificado. El quiere que regresemos a la alegría  y a la vida verdadera. Nos descansa hasta vernos reconciliados con El y con los demás.