Archivo de la categoría: Videos

videos

TU EVANGELIO SERÁ MI VIDA…

 

De Santa Teresa del Niño Jesús todos tenemos necesidad.” (S.S. Juan XXIII)

“Aunque fue llamada a la vida contemplativa, Teresa del Niño  Jesús vivió en imagesCATCFV1L plena sintonía con la realidad misionera de la Iglesia universal.  Su máximo deseo era amar y hacer amar al Señor, trabajando para la glorificación  de la Iglesia y la salvación de las almas, como afirmaba en la oración en que se  ofrecía a sí misma como víctima de holocausto al amor misericordioso.

La experiencia de la pequeña Teresa representa un camino singular de entrega a  la causa de la evangelización, que se enraíza en el itinerario de santidad,  requisito indispensable de toda vocación misionera. Como recordé en la encíclica  Redemptoris Missio, “la vocación universal a la santidad está estrechamente  unida a la vocación universal a la misión. Todo fiel está llamado a la santidad  y a la misión. Esta ha sido la ferviente voluntad del Concilio al desear, “con  la claridad de Cristo, que resplandece sobre la faz de la Iglesia, iluminar a  todos los hombres, anunciando el Evangelio a toda criatura”. La espiritualidad  misionera de la Iglesia es un camino hacia la santidad” (n. 90)”.

 

 15Fr

 

 Imagen de previsualización de YouTube

 

15Fr

Lluvia de Bendiciones para Ti.

Feliz día… Nuestra Señora del Huerto.

 

NUESTRA SEñORA DEL HUERTO … RUEGA POR NOSOTROS!

 

0190

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

0190

 

ORACIÓN

¡Oh, María del Huerto! Madre piadosísima,
dígnate aceptar benigna, la pobre ofrenda
de nuestros obsequios y oraciones que,
como hijos amantes, venimos a ofrecerte.
Dígnate inclinar vuestros oídos
a nuestras humildes súplicas
para que no sea vana
la confianza que en Vos ponemos,
seguros de obtener de vuestro divino Hijo
el perdón de nuestros pecados
y el favor particular que solicitamos
por vuestra poderosa mediación.
Alcánzanos a todos la gracia
de la perseverancia final,
viviendo y muriendo como
verdaderos hijos vuestros,
para poder bendecir y alabar a Dios eternamente
y ensalzar para siempre vuestras misericordias
en el Huerto dichoso de la Jerusalén celestial.
Amén.

 

Lluvia del Bendiciones para Tí.