Un Poco de Recuerdos…

 

 

imagesCA369W5B

 

Hay que recordar la curación milagrosa que Nuestra Señora de las Victorias concedió a Teresita cuando todavía era niña. “De repente, dice Teresita ,la Santísima Virgen me pareció hermosa, tan hermosa, que nunca había visto nada más bello. Su rostro respiraba bondad y ternura inefables. Pero lo que me llegó hasta el fundo del alma fue la encantadora sonrisa de la Santísima Virgen. En aquel momento, todas mis penas se desvanecieron”.

Este acontecimiento está al principio de la devoción mariana de Teresita, sencilla como ella, totalmente confiada y llena de veneración.

Tenía también una especial devoción a una estampita de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. En su terrible agonía manifestaba: “¡Oh Dios mío, oh Dulce Virgen María, venid en mi socorro !”

Un año después de la maravillosa sonrisa de María, escribió esta oración:

“Querida Virgencita, haz que su Teresita no se atormente nunca más”. Pidamos a menudo la gracia de la paz interior, Dios es un Dios de paz. El diablo es un eternamente atormentado. Si sufrimos algo, sepamos sufrir sin atormentarnos, sin perder la paz interior, la cual acompaña siempre la cruz aceptada. Hay que refugiarse en el Corazón de María que es, decía Teresita, “la única fortaleza de la que el enemigo no nos puede expulsar”.

Escribe también este cántico: 

Viniste a sonreírme de mi vida en la aurora, ¡Sonríeme en la tarde…, que ya va oscureciendo…!

No temo el resplandor de tu gloria suprema, he sufrido contigo, y ahora yo deseo cantar en tus rodillas, María, por qué te amo,

¡Y, repetir por siempre que soy tu hija…

Y deja plasmado al dorso de la estampita de Nuestra Señora de las Victorias, su última y audaz oración a Nuestra Señora: “¡Oh María, si yo fuera la Reina del cielo y vos fueseis Teresa, quisiera ser Teresa a fin de que vos fueseis la Reina del cielo!”.

Desde aquel día la imagen será conocida y recordada como la “Virgen de la Sonrisa” y muchos fieles y devotos de Santa Teresita acudirán a ella para obtener de Dios la gracia de la alegría.

Novena a la Virgen de la Sonrisa: Especialmente destinada para ayudar a rezar a quienes se sienten afligidos y agobiados por tristeza, depresión o alguna enfermedad física, emocional o espiritual o para interceder por quienes las que padecen.

Puedes encontrarla en : www. lluviaderosas.com

Por mediación de Teresita roguemos tener siempre en esta vida y aún en el último suspiro, una sincera y profunda devoción a la Santísima Virgen María, Madre de nuestro Señor Jesucristo, Madre de la Iglesia, y Madre nuestra.

Dios te Bendiga, Hoy, Mañana y Siempre.

 

Comparte el contenido con tus Amigos!
  • email
  • Delicious

Un pensamiento en “Un Poco de Recuerdos…

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *